Una escuela en la que cambiarás tu forma de comunicar

El miedo a hablar en público es universal, entendiendo el miedo como un sentimiento de desconfianza que impulsa a creer que ocurrirá un hecho contrario a lo que se desea. Cuando hablamos en público, son muchas las causas que nos pueden provocar ese miedo escénico como, por ejemplo: las expectativas de fracaso, la inexperiencia, no dominar el tema en cuestión, exponernos a lo desconocido (el público), etc.

A pesar de ello, el miedo es algo que se puede dominar. Hablar en público con destreza no es un don con el que se nace, es una habilidad que se entrena. Hay estudios que demuestran que para desarrollar un hábito, se necesita un mínimo de 24 semanas. Es decir, un entrenamiento, para adquirir de forma inconsciente esa nueva habilidad.

¡En la Escuela Comunicando lo ponemos en práctica! Ofrecemos cursos para hablar en público mediante un método diferente y muy divertido. Porque aprender y divertirse es 100% compatible.

¿Qué hacemos para que sea diferente? Facilitamos herramientas de coaching y técnicas teatrales para que se produzca una TRANSFORMACIÓN en la forma de comunicar del alumno. Partimos de la creencia de que todo el mundo puede hablar en público. Solo se necesitan las herramientas adecuadas, la motivación y la voluntad para conseguir los objetivos que deseamos.

Trabajamos los 360º de la comunicación: CUERPO-MENTE-VOZ-MENSAJE. Para ello, contamos con periodistas, actores y coaches profesionales en el ámbito de la comunicación. Nuestros alumnos aprenden las técnicas para superar miedos y bloqueos, a utilizar su cuerpo y su voz, y a preparar el contenido de sus presentaciones.

Creemos en la capacidad de cada alumno que entra por la puerta y ellos mismos comprueban su evolución desde el primer día hasta el último. Propiciamos el cambio y la transformación en la forma de comunicar.  Hay estudios que dicen que mediante la formación tradicional, los alumnos, dos meses después de finalizar un curso, solo recuerdan el 10% del mismo. En la Escuela Comunicando, todo lo que aprende el alumno se lo lleva “puesto”, no termina con unos simples apuntes, se produce una verdadera transformación en él. El 90% de los alumnos manifiesta sentirse mucho más seguro de sí mismo, no solo a la hora de hablar en público, sino en su vida diaria. Además, mientras adquiere nuevas habilidades, se divierte en un ambiente de comprensión, colaboración y actitud positiva.

Si quieres saber más sobre nuestros cursos y talleres, te invitamos a visitar nuestra página web www.escuelacomunicando.com o contactar con nosotros por correo electrónico comunicando@escuelacomunicando.com o en el teléfono 976 213 987. Estaremos encantados de resolverte cualquier duda y darte toda la información que necesites.

¡No olvides visitar nuestro canal de Youtube!

El líder y el dominio del miedo escénico

Hablar en público puede ser un reto para muchos ejecutivos. Tendemos a pensar que como directivo o líder de equipos es necesario tener de forma innata la habilidad de comunicar en público. Pero los nervios, la timidez y, en ocasiones, la ansiedad, son factores que pueden limitarnos por muy acostumbrados que estemos a comunicarnos en público.

La presión que ejercemos sobre nosotros mismos y el nivel de exigencia que nos imponemos, como líderes ejemplares y grandes comunicadores que debemos ser, activan pensamientos que influyen directamente en nuestro organismo, provocando nervios, estrés, bloqueos, etc.

Si pensamos en un jugador de cualquier deporte profesional, en un partido en el que se juega el puesto al mejor jugador del mundo, ¿cuáles crees que serán sus pensamientos en ese momento? Imagina que se dice a sí mismo: “¡Qué presión! Me juego el título más importante de mi vida”, “no puedo perder después de todo el esfuerzo que he puesto en este partido”, “voy ganando, pero el rival es muy bueno y hay una mínima diferencia de puntos”… Sin embargo, el jugador del equipo contrario piensa: “Lo he hecho en otras ocasiones, he ganado muchos partidos”, “quiero ganar, aunque si pierdo me sentiré orgulloso de haber llegado hasta aquí”, “confío en mis capacidades”… ¿Quién crees que tiene más posibilidades de ganar? Efectivamente, el jugador que piensa en positivo y no se centra en aquello que le puede provocar nervios, estrés y, con ello, perder el partido.

Por ello, identificar los pensamientos que no nos aportan, es decir, que destruyen en lugar de construir, nos ayudará a minimizarlos.

La habilidad de hablar en público se puede aprender, entrenar y mejorar. Lo esencial para comenzar es predisponerse de una actitud positiva, tener la confianza y la creencia de que es posible y lo puedes lograr.

Descubre cómo en www.escuelacomunicando.com

Consejos para desarrollar tu comunicación

Trabajar de cara al público requiere de muchas habilidades como la empatía, la asertividad, la comunicación, la capacidad de negociación… Ser habilidoso en todas ellas es algo que se puede conseguir teniendo ciertas habilidades y herramientas, y entrenándolas de forma continua.

En esta ocasión, te proporcionamos unos consejos que te ayudarán a desarrollarte personalmente y a mejorar tu comunicación con los demás.

El trabajo de comercial, habitualmente, consiste en vender, en conseguir nuevos clientes, en reunirte con ellos, negociar, dar explicaciones, trabajar bajo presión y con un factor económico variable que depende directamente de tus resultados. Por eso, es fundamental saber gestionar todas las emociones que se derivan de estas situaciones.

Lo primero que debes hacer es escucharte a ti mismo. Cuando se dan las circunstancias mencionadas anteriormente, ¿qué piensas? Imagínate que hoy no has logrado tus objetivos con lo que eso conlleva: ¿qué se te pasa por la cabeza? “No he sabido convencer a ese cliente”. “Así no lo conseguiré nunca”. “Voy a tener que dar explicaciones…” Probablemente, lo que viene a tu mente no es algo positivo.

¿Te ayudaría pensar otra cosa? Seguro que si esta misma situación le sucede a un amigo, le animarías con frases motivadoras. Entonces, ¿por qué no lo haces contigo mismo?

En segundo lugar, créetelo. De nada sirve modificar el lenguaje que utilizas contigo mismo si luego no te lo vas a creer. Si lo que quieres es cambiar un comportamiento, una actitud o una situación, tienes que estar convencido de que es posible.

Por último, visualízalo. Piensa con todo detalle cómo será esa reunión con tu cliente y qué esperas conseguir de ella. Imagínate dando una conferencia para tus compañeros, logrando tus objetivos, consiguiendo clientes, etc. Si haces este ejercicio de visualización, activarás las mismas emociones y sensaciones que si lo estuvieses viviendo.

“Tú naciste siendo un ganador, pero para ganar debes planear ganar, estar preparado para ganar y esperar ganar”. Zig Ziglar

Descubre más herramientas y recursos para hablar en público y conseguir convencer, motivar y transmitir: www.escuelacomunicando.com

¿Cómo dar a conocer tu negocio?

Emprender es un camino largo en el que prima la paciencia y, sobre todo, la motivación. Contarlo no es fácil. Todas esas ideas están en tu cabeza y ahora hay que darles forma. Empiezas a reunirte con gente interesada en tu idea y que, probablemente, te aporte un nuevo enfoque desde su punto de vista de experto, nuevos socios, gestores, abogados, asesores, proveedores, agencias de marketing, bancos y un largo etcétera. Así que debes tratar de convencer de lo bueno que es tu proyecto y cómo quieres llevarlo a cabo.

Como sabemos que no es tarea fácil, te facilitamos algunos consejos para elaborar tu “plan de comunicación” y así ganar fluidez cuando vayas a contar tu idea de negocio:

Empieza por definir tu idea, escríbela y piensa si es “sencilla” de entender. Tú sabes a qué te refieres, pero no todo el mundo necesariamente la entenderá. Una vez definida, pide opiniones a la gente de tu alrededor antes de vender tu idea a las personas expertas. Esto te ayudará a definirla con mayor precisión, puesto que tu objetivo final es convertir la idea en acción.

Ya sabes qué quieres transmitir. Antes de coincidir con personas a las que les deba convencer tu idea, traza un esquema sobre lo que quieres contar teniendo en cuenta a quién te vas a dirigir para adaptar tu argumento, dónde lo vas a hacer, si será de forma distendida o más informal, piensa cómo influye el hecho de que esa persona apoye tu idea o no, ten en cuenta las posibles reacciones, si necesitas recursos de apoyo, etc. Te aconsejamos hacer un esquema con todas esas variables.

Por último, piensa en tus expectativas: qué esperas de las personas a las que se lo vas a contar, para qué se lo vas a contar y con qué fin.

“Para empezar un gran proyecto hace falta valentía. Para terminarlo hace falta perseverancia”

Descubre más herramientas para hablar en público de manera eficaz en www.escuelacomunicando.com

¡Nace el Club del Comunicador!

Se trata de un grupo de personas con un interés en común: desarrollar habilidades comunicativas. ¿Cómo? ENTRENANDO cada semana mediante una serie de dinámicas y actividades que proponemos en la Escuela. No solo eso, sino que además lo haremos ¡divirtiéndonos!

Como miembro del club participarás de forma activa en nuestras actividades como, por ejemplo, en la realización de vídeos o en dinámicas para el desarrollo de la comunicación grupal. ¡Y tendrás la oportunidad de presentar diferentes actos y eventos de la Escuela Comunicando! Además, cada semana tendrán lugar clases prácticas con coaches, actores y periodistas en las que trabajarás la improvisación, la comunicación interpersonal, podrás participar en debates, talleres, juegos teatrales y diferentes role playing.

Pero, ¡aún hay más! Queremos que, como miembro del club, puedas colaborar, compartir y dar feedback participando en las actividades “I CAN DO” en las que los miembros sois los protagonistas. Entre todos, organizaremos distintas actividades como asistir a conferencias, charlas, presentaciones de libros, teatro y realización de vídeos para nuestro canal de YouTube.

Si quieres desarrollar tus habilidades comunicativas puedes apuntarte a nuestro entrenamiento semanal cuando quieras: un día a la semana, en clases de 2 horas y en horario de mañana y tarde. Solo necesitas ganas de aprender y disfrutar.

Por último, como miembro del club podrás disponer de un espacio donde ensayar tus presentaciones y beneficiarte de un 5% de descuento en los cursos y talleres de la Escuela.

¿A qué esperas? ¡ENTRENA AL COMUNICADOR QUE LLEVAS DENTRO!

www.escuelacomunicando.com

¿Cómo posicionar la cabeza para transmitir seguridad?

Como máximo responsable de la gestión y dirección de una compañía o startup, te interesará saber qué transmites con la posición de tu cabeza a la hora de hablar en público, ya sea cuando tengas que comunicar decisiones, o cuando protagonices reuniones, negociaciones o presentaciones.

Controlar nuestro lenguaje corporal nos permitirá transmitir confianza a los inversores, socios y colaboradores sobre nuestra persona y, consecuentemente, sobre nuestro negocio o sobre la compañía a la que pertenecemos.

Por ejemplo, si ladeas la cabeza, la tienes baja o está en constante movimiento, transmitirás inseguridad y poco control de la situación. Sin embargo, si levantas demasiado el mentón, puedes transmitir prepotencia o desafío. Todo ello, resta credibilidad a tu mensaje. Si lo que quieres realmente es transmitir seguridad, confianza y firmeza y, por lo tanto, más credibilidad para ti y tu proyecto o empresa, recuerda mantener la cabeza recta.

Tener en cuenta estas pautas te ayudará a ganar más seguridad en ti mismo y así conseguirás transmitirla a los demás cuando tengas que hablar en público. Más información en www.escuelacomunicando.com

 “La confianza en uno mismo es el primer peldaño para ascender por la escalera del éxito”. Ralph Waldo Emerson

Presenta tu proyecto de fin de carrera de forma eficaz

Llega el momento. Has acabado, has aprobado todas las asignaturas, ya solo te queda un paso: presentar tu proyecto de fin de carrera. Es un momento muy importante que, por lo general, se vive solo una vez, y en el que es normal que afloren los nervios o el miedo escénico. Esto puede hacer que, sin querer, le cuentes al tribunal más cosas de las que tenías previstas, es decir, que les cuentes con más fuerza lo mal que lo estás pasando que lo mucho que has preparado el proyecto.

Cuando hablamos en público, nuestros espectadores no solo ven y oyen el contenido de nuestro discurso. Ven, oyen y sienten mucho más: el lenguaje tiene un componente verbal (lo que dices), un componente no verbal (cómo te acompañan tu cuerpo, tu expresión y tus gestos) y un componente paraverbal (cómo utilizas la voz). La emoción que sientas en ese momento la reflejaran tus gestos, tu cara, tu cuerpo y tu voz, dándole o quitándole credibilidad  a tu mensaje. Es indudable que, para obtener una buena nota en tu proyecto de fin de carrera, es imprescindible conocer bien el contenido,  pero si además lo presentas con soltura, ¡puedes obtener una nota mucho mejor!

Para presentar tu proyecto de fin de carrera de forma eficaz, con soltura y credibilidad,  no basta con conocer el contenido, tienes que tenerlo perfectamente interiorizado. Y para eso debes ensayarlo una y otra vez, poniendo cuidado en tu lenguaje verbal, no verbal y paraverbal. Además, el ensayo es directamente proporcional a la seguridad, así que si quieres que tu mensaje sea convincente y tu emoción la adecuada para exponer tu proyecto, ensaya una y otra vez tu presentación hasta que la interiorices para exponerla con naturalidad. Si no puedes hacerlo solo, busca un profesional que te ayude a entrenar tus gestos, tu postura y la voz, pero no lo dejes al azar, prepáratelo bien y ¡triunfarás!

Descubre las herramientas para conseguir seguridad y tranquilidad y presentar tu proyecto de fin de carrera de forma eficaz: www.escuelacomunicando.com