APRENDER A DECIR QUE NO

 “Lo más importante que aprendí a hacer después de los 40 años fue a decir no cuando es no”.

Gabriel García Márquez

Para decir no de forma adecuada y sin dañar la relación es necesario contar con una buena autoafirmación y con ciertas habilidades. Desde niños nos enseñan a ser amables y complacientes con los demás y muchas veces, sin darnos cuenta, a la vez estamos aprendiendo a dejar de lado nuestras necesidades e intereses. A menudo escuchamos “qué majo es fulanito, qué buena persona es menganita” cuando se trata de hablar de personas que satisfacen las necesidades ajenas. Tanto la sociedad como los entornos laborales aprecian mucho que nos mostremos siempre disponibles.

Pero, ¿qué ocurre si no somos capaces de poner límites? Pues que probablemente nos “dejaremos la piel” para cubrir las necesidades de los demás, olvidándonos de las nuestras.

Si quieres empezar a hacer lo que tú quieras y dejar de vivir pensando constantemente en satisfacer a los demás, aquí te dejo algunas de las claves:

1- Piensa para qué complaces a los demás. ¿Para que digan que eres una buena persona? ¿Eso es lo que te satisface realmente? Imagínate haciendo lo que quieras cuando quieras, sin dar explicaciones y pensando en tu felicidad. Seguro que alguna vez has probado a liberarte de la aprobación de los demás y lo has disfrutado. ¡Pues recuerda que eso es algo que puedes hacer todos los días!

2- ¿Crees que si dices que no no te van a querer, se enfadarán o no contarán contigo? Entonces estás decidiendo desde el miedo y la consecuencia es que te traicionas a ti mismo. Y piensa, además, otra cosa: si alguien se enfada porque alguna vez digas que no, ¿qué clase de sentimientos tiene hacia ti? Tal vez no te estén valorando como persona, ni tú tampoco.

3- Las personas de cuya aprobación estás pendiente piensan en sus objetivos. ¿Por qué no piensas tú en los tuyos? Cuando hagas algo que no te apetece solo por complacer a los demás, reflexiona sobre lo que quieres hacer la próxima vez y ponlo en primera persona: “La próxima vez YO QUIERO hacer…”

4- Repite todos los días, las veces que sea necesario, la siguiente frase: “Estoy en mi derecho de hacer y decir lo que yo quiera, siempre y cuando no vulnere los derechos de los demás”

5- Recuerda: cada uno es responsable de su felicidad. Tú eres responsable de la tuya, no de la de los demás.

Planifica tu entrenamiento y empieza poco a poco, por lo que te resulte más fácil. Y si se trata de enfrentarte a una conversación más difícil para ti, prepárate con antelación lo que quieres decir y no te salgas de ahí.

¡Ánimo y mucho éxito!

Herramientas de comunicación de la Programación Neurolingüística

En los años 70 del siglo XX, Richard Bandler y John Grinder crearon un modelo de comunicación que permitía aplicar herramientas muy poderosas y efectivas.

Estos autores estudiaron a tres profesionales extraordinariamente efectivos en su actividad terapéutica: Fritz Perls, creador de la escuela psicológica conocida con Gestalt, Virginia Satir, famosa por su capacidad para trabajar con familias y Milton Erickson, mundialmente famoso por su dominio de la Hipnosis.

La PNL trata de identificar los estados y comportamientos utilizados por las personas de éxito, para poder modelarlas y si es posible enseñar a otros para facilitar un cambio generativo.

¿Y por qué Programación Neurolingüística?

Programación por la habilidad para descubrir y utilizar los programas que empleamos en nuestra comunicación con nosotros mismos y con los demás.

Neuro: Recibimos información a través de nuestros cinco sentidos: visual, auditivo, kinestésico, olfativo y gustativo y nuestro sistema nervioso la procesa.

Lingüística: A través del lenguaje y de otros sistemas de comunicación no verbal, nuestras representaciones neuronales son codificadas, ordenadas y provistas de significado. Incluye: imágenes, sonidos, sensaciones, olores, sabores y palabras.

La PNL es una herramienta extraordinaria aplicable a todos los campos en los que importa comunicar mejor y con mayor eficacia: negociación, ventas, dirección de equipos, entrevistas de evaluación del desempeño, entrevistas de trabajo, oratoria, reuniones…

Aprendiendo técnicas de Programación Neurolingüística mejorarás tu comunicación en todos los ámbitos.

¿Para qué necesitamos redactar en esta era digital?

En esta época digital en la que tecnología reina sobre todos nosotros hablar sobre la necesidad de una buena redacción puede resultar…  inútil, casi absurdo. Y más aún redactar sobre ello.

Por qué? Porque la tecnología, el bombardeo constante de imágenes, la información de rápido consumo nos invade, nos satura y perdemos de vista lo imprescindible que es para el ser humano leer y… escribir.

¿Para qué escribir si una imagen vale más que mil palabras? Pensemos en el mundo tecnológico, en las redes sociales, especialmente en Instagram. Hasta las cuentas más visuales tienen textos que dan su interpretación de la foto que publican, explican el porqué y el para qué de lo que nos enseñan. Las imágenes podemos interpretarlas como queramos, los textos no. así que tengamos en cuenta que cada vez que colgamos una foto en nuestras redes, si no redactamos un texto que la acompañe estamos perdiendo una oportunidad de  lanzar el mensaje que a nosotros nos interesa enviar.

Y no solo perdemos la oportunidad al publicar, los famosos algoritmos de las distintas plataformas premian con más visibilidad aquellas cuentas que generan más comentarios. Es decir, se considera más importante aquella cuenta de Instagram que recibe más comentarios, no la que tienen mejores fotos. Porque esos programadores que están detrás de las plataformas digitales se han dado cuenta que las redes sin interacciones son redes vacías, y no basta con poner un like o un corazoncito, lo relevante en comentar por medio de textos.

Algo que se mueve en el mundo tecnológico para valorar más una buena comunicación por escrito pero aún mucho camino por recorrer para no mirar por encima del hombro a los perfiles de humanidades.

Y es que todo empieza cuando somos más jóvenes y el sistema educativo que hemos creado nos hace elegir entre ciencias y letras. Parece que si se te da bien redactar no puedes valer para la física y al revés. Debes elegir entre ser un programador rarito  o un pirado de las novelas, no puedes valer para todo.

Precisamente en el mundo tecnológico, los equipos multidisciplinares, de formación más renacentista, son los más valorados a la hora de sacar adelante sus proyectos, según afirman profesionales como Cristina Aranda, directora de Intelygenz y cofundadora de MujeresTech.

Porque no podemos olvidar que Google funciona con palabras y que las webs y las redes nos explican con textos lo que pueden hacer por nosotros. Por eso una redacción eficiente es más que nunca necesaria en esta época digital.

Cristina Castejón

La comunicación en la era digital

Realmente llamamos así a esta forma de comunicación porque está fuertemente marcada por la tecnología, es por esto por lo que añadimos el término digital pero realmente no cambia el sentido de lo que entendemos por comunicarnos: proceso mediante el cual se transmite información de un punto a otro.

El hecho de usar las tecnologías para transmitir esta información es lo que hace que impacte en nuestros hábitos, los modifique lentamente o de forma disruptiva, acabando con cualquier hábito anterior.

La forma de entender la comunicación en la era digital depende en gran medida de nuestra edad y nuestra actitud, sí. Y es que siempre ha habido una brecha generacional en cuestión de valores, experiencias etc pero esta vez además hay que añadir una brecha tecnológica intergeneracional que nos hace entender la comunicación de forma diferente pero que nos da la oportunidad de aprender los unos de los otros, nativos digitales de nativos analógicos y viceversa.

El avance de las tecnologías es rápido, muy rápido y cambiante. La certeza ha desaparecido.

Comunicación era digital

¿Quiere decir esto que es incontrolable? no desde luego. Quiere decir que ha cambiado la base sobre la que sustentábamos nuestros conceptos y que necesitamos entender para poder actuar.

Los flujos de comunicación a través de la tecnología son globales, todos podemos acceder a estos flujos lo que nos abre las puertas a nuevas oportunidades, nuevas formas de aprender, de crear, de formar, de compartir, de trabajar, de actuar.

Para que resulte apasionante entrar en este flujo de comunicación global, esta forma de estar conectado al mundo, es necesario que cada uno lo hagamos como sintamos que es la mejor forma para hacerlo, no hay una forma única de hacerlo; la forma más apasionante es hacerlo A TU MANERA.

En la escuela vamos a proporcionaros el conocimiento, las herramientas y la experiencia para que, de una forma personalizada, encontréis la forma más adecuada de subiros a los flujos de comunicación de esta ya presente, era digital porque tú puedes crear futuro y formar parte activa de él.

¡Bienvenidos al Antropoceno!

Es imposible no comunicar

La teoría de la comunicación humana, cuyo principal autor es Paul Watzlawick, nos presenta cinco axiomas, es decir, cinco proposiciones o enunciados tan evidentes que se considera que no requieren demostración. Y el primer axioma  de Watzlawick es que Es imposible no comunicar.

No exsite la “no comunicación”. Hagas lo que hagas, comunicas.

Comunicación

¿Eres consciente de lo que comunicas cuando eludes una respuesta, no dices claramente “no”, a través del silencio o mediante el lenguaje no verbal?

Veamos un par de ejemplos:

  1. Envías un whatssapp a un amigo proponiéndole ir al cine. No te contesta. Podríamos pensar que no se está comunicando contigo. Sin embargo, el silencio también es comunicación, puesto que también significa algo, aunque no sepamos qué. El que calla (emisor) tiene una intención y el receptor reflexiona y le otorga significado a ese silencio o bien se hace preguntas.
  2. Imagina esa misma situación, pero ahora tu amigo está delante de ti, puedes verle. Le propones ir al cine y no te contesta. Sin embargo, mediante su lenguaje no verbal te transmitirá mensajes: puede que se muestre inquieto, altivo, enfadado, molesto, ilusionado, risueño… El hecho de ver su postura corporal, la expresión de su cara, la posición de su cabeza, su mirada… te proporcionará mucha información, aunque no te conteste con palabras.

Por lo tanto, ten siempre en cuenta que, hagas lo que hagas, comunicas, de manera que, si quieres tener comunicaciones exitosas, es imprescindible que tengas en cuenta las posibles repercusiones de tus acciones (silencio, movimientos, expresión facial…) en los demás.

¡Puedes empezar ya mismo a mirar tu comunicación desde esta nueva perspectiva!

4 pasos para afrontar conversaciones difíciles

En ocasiones nos enfrentamos a conversaciones con un grado importante de intensidad emocional producida por el afecto que podemos sentir por la otra persona, por las posibles consecuencias que puedan tener nuestras palabras o, simplemente, por nuestra propia inseguridad.

El miedo y las emociones incitan a postergar esa conversación, convirtiendo ésta en una “conversación pendiente”, lo cual nos genera frustración, malestar e, incluso, dolor físico.

¿Cómo puedes afrontar esa conversación? Sigue estos 4 consejos:

  1. Prepáratela. Como todo discurso, requiere una preparación. Piensa cuál es el objetivo de esa conversación, anota las ideas clave que sí o sí quieres transmitir, piensa cómo lo vas a estructurar y cuida las palabras que vas a utilizar.
  1. Comenta en voz alta tus ideas, practica el inicio de la conversación, ponte en el lugar de la otra persona, observa si controlas tus gestos y ensaya el tono adecuado de tu voz.
  1. Pide consejo. Puede resultar muy útil obtener feedback de una persona que te ofrezca su punto de vista de forma objetiva. Coméntale cuál es tu objetivo al querer mantener esa conversación y léele tu discurso.
  1. Utiliza una comunicación asertiva. Habla en primera persona; habla de la conducta, no de la persona; ten en cuenta tu comunicación no verbal; mantén una postura relajada y, por último, incluye gracias y por favor.

Si quieres saber más sobre cómo transmitir seguridad con tu comunicación no verbal, cómo preparar tu discurso o quieres aprender a ser asertivo, visita nuestra web www.escuelacomunicando.com

¿Por qué es importante desarrollar habilidades comunicativas?

Empezaremos respondiendo a una pregunta: ¿qué son las habilidades comunicativas? Son aquellas capacidades que tenemos para comunicarnos con los demás y con nosotros mismos. Por ejemplo, la capacidad de escuchar, de empatizar, de comprender el mensaje del otro, de hablar, de argumentar, de transmitir, de leer, de escribir…

Es importante desarrollar las habilidades comunicativas para poder expresar de forma efectiva lo que pensamos, sentimos y queremos. Todos sentimos la necesidad de interactuar con otros seres humanos y lo hacemos constantemente en todos los ámbitos de nuestra vida. Sin la comunicación, no estaríamos en el nivel de desarrollo en el que nos encontramos. Una buena o mala comunicación puede desarrollar efectos positivos o negativos en nuestras relaciones. Por lo que estaréis de acuerdo con nosotros en que la comunicación constituye un pilar fundamental en nuestra vida social y es un poderoso instrumento de cambio.

En resumen, creemos en la necesidad de desarrollar nuestras habilidades comunicativas para tener relaciones exitosas. Invertir en comunicación es invertir en nosotros mismos.

“La felicidad se alcanza cuando lo que uno piensa, lo que uno dice y lo que uno hace están en armonía” Gandhi

Lo más importante en la comunicación son las personas

Aunque parezca una obviedad, cuando comunicamos lo más importante son las personas. Valorar a tu interlocutor es un hecho que en un primer momento parece sencillo, pero que no todo el mundo tiene en cuenta.

¿Cómo tener en cuenta al público?

Ya sea conversando con tus amigos, durante un curso de formación en tu trabajo, realizando una entrevista o dialogando con tus hijos o con tu pareja, es esencial ESCUCHAR. Se trata de poner toda tu atención en el otro o los otros sin juzgarles y sin pretender cambiar lo que escuchas. A veces, el principal problema es escuchamos para contestar y no para entender.

“Solo si escuchamos podemos aprender. Y escuchar es un acto de silencio; solo una mente serena pero extraordinariamente activa puede aprender”.

Jiddu Krishnamurti

 

Si escuchas con atención, concentrado y centrando toda tu energía en las palabras e ideas de tu interlocutor, entenderás mejor su mensaje. Esto te permitirá identificar sus objetivos, sus sentimientos y obtener información relevante. Además, demostrarás interés hacia la persona.

Suponiendo que tú seas la persona que habla, como conferenciante, dando una charla o una clase, deberás estar atento a tu público. Cuéntales algo ÚTIL que les genere interés. Ten en cuenta que ellos han decidido acudir a tu ponencia para llevarse algo provechoso. Si te centras demasiado en ti, dejarás de lado el objetivo del público. Esto puede determinar tu mayor o menor éxito como comunicador.

“No hay que apagar la luz del otro para que brille la nuestra”

Mahatma Gandhi

 

En pocas palabras: “lo importante son las personas”. Para nosotros lo importante eres tú y por eso queremos  aprovechar este artículo para darte las gracias. Te agradecemos tu interés, tus ganas de aprender, tus inquietudes, tu deseo de avanzar, de desarrollarte personalmente y de creer en ti mismo.

Tu afán de superación alimenta nuestro deseo de progreso

 

Queremos darte este reconocimiento porque estamos convencidos de que lo mereces y porque es tu voluntad de superación nuestra motivación para seguir trabajando y evolucionando día a día.

Seguiremos aportando nuestras ganas, entusiasmo, esfuerzo y dedicación este próximo curso 2016-2017 para ofrecerte lo que nos ha movido, nos mueve y nos moverá: la comunicación.

¡Feliz verano!

www.escuelacomunicando.com

Jornadas de puertas abiertas en la Escuela Comunicando

Para hablar en público, desarrollar la inteligencia emocional, conocer las normas del protocolo, preparar exposiciones, etc.

Escuela Comunicando cierra las actividades de su tercer curso con una semana de puerta abiertas, en la que ofrece diferentes cursos gratuitos a las personas interesadas.

Somos la única escuela especializada en comunicación personal en Aragón. Lo que incluye desde hablar en público hasta el desarrollo de la inteligencia emocional, pasando por el desarrollo de habilidades sociales, organización de grupos, cuidado de la imagen personal, etc. Tanto el actual sistema educativo, como la tecnología y los ritmos actuales, provocan que las personas tengan dificultades para desarrollar sus habilidades sociales.

Sesiones gratuitas

Para dar a conocer sus actividades a los ciudadanos interesados, Comunicando culmina esta próxima semana sus jornadas de puertas abiertas, en las que oferta diferentes cursos gratuitos, como muestra de su trabajo.

En concreto, Inteligencia emocional y Herramientas de coaching, el lunes, 18; Hablar en público e Inteligencias múltiples, el martes, 19. Ya el miércoles, 20, Inteligencias múltiples, Habilidades del formador eficaz, Hablar en público y Protocolo e imagen; el jueves, 21, Herramientas de coaching y Emprendedores; y el viernes, 22, Protocolo e imagen, Inteligencia emocional, Habilidades del formador eficaz y Emprendedores.

www.escuelacomunicando.com

5 tips para comunicar eficazmente en una entrevista de trabajo

¡Por fin! Si ya eres graduado o has terminado el máster… ¡Enhorabuena! Algunos disfrutaréis del verano, para otros es momento de buscar trabajo. Para ello, ¡toca prepararse!

Imaginemos que ya has dado los primeros pasos: elaborar el Currículum Vitae y entregarlo o enviarlo a todas las empresas, portales de empleo o lugares en los que se oferta trabajo. Se han puesto en contacto contigo y te han dado la oportunidad de realizar una entrevista para conocer mejor tu perfil.

2

¿Qué aspectos debes tener en cuenta el día de la entrevista? Te damos 5 tips para que tú controles la situación y no te pasen factura los nervios.

  1. Controlar tu comunicación no verbal. Acostumbramos a preparar lo que vamos a decir con palabras, pero no lo hacemos con lo que queremos transmitir con nuestra comunicación no verbal y paraverbal. ¡Se trata de decidir! Decide tu actitud, los gestos que te pueden ayudar a transmitir seguridad y el tono de voz adecuado para expresar lo que opinas de ti mismo y de la empresa en cuestión.
  1. Expresarte con claridad. En otras palabras, tener claro el mensaje que quieres comunicar. Prepárate las posibles preguntas, piensa que el entrevistador o entrevistadora lo que quiere es conocerte en profundidad. Por consiguiente y, ante todo, debes conocerte a ti mismo.
  1. No juzgar. Como acto reflejo, tu cerebro buscará argumentos a lo que te comunique la persona que te entreviste. Asimismo, lo hará con lo que te transmite con su expresión facial y corporal. Si percibes algo negativo, omítelo, no siempre lo que parece es la realidad. No juzgar te servirá para mantenerte en un estado de calma y te ayudará a ser tú mismo.
  1. Escuchar activamente. Si estás centrado en tu “yo interior” te perderás gran parte de la comunicación de tu interlocutor, e incluso puede que no escuches las preguntas y como consecuencia, respondas de forma errónea.
  1. Utilizar un lenguaje asertivo. No expreses agresividad, ni pasividad aunque el entrevistador te lleve a ello. Utiliza un lenguaje en el que expreses tu opinión de forma objetiva, honesta, clara y directa y lo más importante de forma respetuosa.

Aprovecha cada oportunidad, si pones en práctica estos consejos ganarás mayor seguridad en ti mismo, y si a la primera no sale bien ¡tranquilo! Estás aprendiendo.

“Al final todo saldrá bien, y si no sale bien, es que no es el final”. Película: “El exótico hotel Marigold”.

Si te ha gustado este post, echa un vistazo a nuestra web, te ayudamos a comunicarte eficazmente: www.escuelacomunicando.com