4 pasos para afrontar conversaciones difíciles

En ocasiones nos enfrentamos a conversaciones con un grado importante de intensidad emocional producida por el afecto que podemos sentir por la otra persona, por las posibles consecuencias que puedan tener nuestras palabras o, simplemente, por nuestra propia inseguridad.

El miedo y las emociones incitan a postergar esa conversación, convirtiendo ésta en una “conversación pendiente”, lo cual nos genera frustración, malestar e, incluso, dolor físico.

¿Cómo puedes afrontar esa conversación? Sigue estos 4 consejos:

  1. Prepáratela. Como todo discurso, requiere una preparación. Piensa cuál es el objetivo de esa conversación, anota las ideas clave que sí o sí quieres transmitir, piensa cómo lo vas a estructurar y cuida las palabras que vas a utilizar.
  1. Comenta en voz alta tus ideas, practica el inicio de la conversación, ponte en el lugar de la otra persona, observa si controlas tus gestos y ensaya el tono adecuado de tu voz.
  1. Pide consejo. Puede resultar muy útil obtener feedback de una persona que te ofrezca su punto de vista de forma objetiva. Coméntale cuál es tu objetivo al querer mantener esa conversación y léele tu discurso.
  1. Utiliza una comunicación asertiva. Habla en primera persona; habla de la conducta, no de la persona; ten en cuenta tu comunicación no verbal; mantén una postura relajada y, por último, incluye gracias y por favor.

Si quieres saber más sobre cómo transmitir seguridad con tu comunicación no verbal, cómo preparar tu discurso o quieres aprender a ser asertivo, visita nuestra web www.escuelacomunicando.com

¿Por qué es importante desarrollar habilidades comunicativas?

Empezaremos respondiendo a una pregunta: ¿qué son las habilidades comunicativas? Son aquellas capacidades que tenemos para comunicarnos con los demás y con nosotros mismos. Por ejemplo, la capacidad de escuchar, de empatizar, de comprender el mensaje del otro, de hablar, de argumentar, de transmitir, de leer, de escribir…

Es importante desarrollar las habilidades comunicativas para poder expresar de forma efectiva lo que pensamos, sentimos y queremos. Todos sentimos la necesidad de interactuar con otros seres humanos y lo hacemos constantemente en todos los ámbitos de nuestra vida. Sin la comunicación, no estaríamos en el nivel de desarrollo en el que nos encontramos. Una buena o mala comunicación puede desarrollar efectos positivos o negativos en nuestras relaciones. Por lo que estaréis de acuerdo con nosotros en que la comunicación constituye un pilar fundamental en nuestra vida social y es un poderoso instrumento de cambio.

En resumen, creemos en la necesidad de desarrollar nuestras habilidades comunicativas para tener relaciones exitosas. Invertir en comunicación es invertir en nosotros mismos.

“La felicidad se alcanza cuando lo que uno piensa, lo que uno dice y lo que uno hace están en armonía” Gandhi

Lo más importante en la comunicación son las personas

Aunque parezca una obviedad, cuando comunicamos lo más importante son las personas. Valorar a tu interlocutor es un hecho que en un primer momento parece sencillo, pero que no todo el mundo tiene en cuenta.

¿Cómo tener en cuenta al público?

Ya sea conversando con tus amigos, durante un curso de formación en tu trabajo, realizando una entrevista o dialogando con tus hijos o con tu pareja, es esencial ESCUCHAR. Se trata de poner toda tu atención en el otro o los otros sin juzgarles y sin pretender cambiar lo que escuchas. A veces, el principal problema es escuchamos para contestar y no para entender.

“Solo si escuchamos podemos aprender. Y escuchar es un acto de silencio; solo una mente serena pero extraordinariamente activa puede aprender”.

Jiddu Krishnamurti

 

Si escuchas con atención, concentrado y centrando toda tu energía en las palabras e ideas de tu interlocutor, entenderás mejor su mensaje. Esto te permitirá identificar sus objetivos, sus sentimientos y obtener información relevante. Además, demostrarás interés hacia la persona.

Suponiendo que tú seas la persona que habla, como conferenciante, dando una charla o una clase, deberás estar atento a tu público. Cuéntales algo ÚTIL que les genere interés. Ten en cuenta que ellos han decidido acudir a tu ponencia para llevarse algo provechoso. Si te centras demasiado en ti, dejarás de lado el objetivo del público. Esto puede determinar tu mayor o menor éxito como comunicador.

“No hay que apagar la luz del otro para que brille la nuestra”

Mahatma Gandhi

 

En pocas palabras: “lo importante son las personas”. Para nosotros lo importante eres tú y por eso queremos  aprovechar este artículo para darte las gracias. Te agradecemos tu interés, tus ganas de aprender, tus inquietudes, tu deseo de avanzar, de desarrollarte personalmente y de creer en ti mismo.

Tu afán de superación alimenta nuestro deseo de progreso

 

Queremos darte este reconocimiento porque estamos convencidos de que lo mereces y porque es tu voluntad de superación nuestra motivación para seguir trabajando y evolucionando día a día.

Seguiremos aportando nuestras ganas, entusiasmo, esfuerzo y dedicación este próximo curso 2016-2017 para ofrecerte lo que nos ha movido, nos mueve y nos moverá: la comunicación.

¡Feliz verano!

www.escuelacomunicando.com

Hablar en público: una puesta en escena

Generalmente, cuando hablamos de una “buena puesta en escena” pensamos en una buena representación teatral encima de un escenario donde se ha cuidado tanto la escenografía, como el vestuario, el ritmo y la dramaturgia. Pensamos en la representación de un buen texto por parte de uno o varios actores que han sabido conquistar al público al que iba dirigido. Realmente, esto último, es lo imprescindible en una puesta en escena: un público al que alguien (un actor, un comunicador) dirige un mensaje. En definitiva, alguien hablando en público.

Discurso_1

No necesariamente debe existir un escenario teatral, ni un texto dramático, ni una gran escenografía o un magnífico vestuario. Pero las capacidades y habilidades con las que debe contar un actor para llegar y satisfacer a su público sí son comunes a las de un buen comunicador: una buena vocalización, una buena dicción, la expresividad adecuada, la capacidad de emocionar, de ser creíble, de improvisar si es necesario, el ritmo adecuado, la energía, la intensidad, etc,

Estas capacidades y habilidades sí deben existir también en un buen orador o, mejor dicho, en un buen comunicador, quien también tendrá que contar con un buen discurso que transmitir a su público para conseguir una buena puesta en escena, ya sea en un auditorio, en un aula, en una oficina, en una plaza o en un teatro.

www.escuelacomunicando.com

ARTÍCULO DE CARMEN MARÍN – PROFESORA DE TEATRO DE ESCUELA COMUNICANDO

Consejos para hacer una presentación eficaz

Cuando hablamos en público podemos utilizar diferentes recursos de apoyo para nuestra exposición. Uno de los más utilizados es el power point, pero no olvides que tiene que servirte para apoyar tu exposición y no para entorpecerla. ¿Sabías que un power point mal diseñado es una de las causas principales del fracaso de una presentación en público?

Si quieres hacer un power point para tu presentación, deberás tener en cuenta una serie de pautas:

Hablar en público El público ha venido a escucharte, no a leer diapositivas. En ellas deben aparecer las ideas clave.

Imagina que quieres hablar de tu experiencia viajando a Brasil y quieres empezar con una introducción sobre la situación económica del país. No es necesario escribir datos y contenido en el power point. Lo recomendable en este caso es añadir una diapositiva con las palabras clave que desarrollarás en el transcurso de la exposición.

Por ejemplo:

SITUACIÓN ECONÓMICA DE BRASIL

  • Mayor economía de América Latina
  • 200 millones de habitantes
  • Brasil en el contexto internacional
  • Petróleo y carbón

 

Presentación en públicoSi aparecen todas las palabras clave al pasar la diapositiva, cuando estés explicando la primera, puede que el público esté leyendo la tercera… Por eso es importante utilizar las animaciones para que el público lea lo que quieras tú.

 

Presentación eficazUtiliza un color de fondo y un color de letras distante entre sí, que facilite la lectura. Deja espacio suficiente entre las frases, para no sobrecargar. Y utiliza una o varias imágenes, si puedes, ya que una imagen vale más que mil palabras.

 

Si sigues estas pautas, lograrás que el recurso utilizado sea un apoyo y no un obstáculo, enriqueciendo así tu presentación.

Si quieres aprender más técnicas para hablar en público, visita nuestra web: www.escuelacomunicando.com

Una escuela en la que cambiarás tu forma de comunicar

El miedo a hablar en público es universal, entendiendo el miedo como un sentimiento de desconfianza que impulsa a creer que ocurrirá un hecho contrario a lo que se desea. Cuando hablamos en público, son muchas las causas que nos pueden provocar ese miedo escénico como, por ejemplo: las expectativas de fracaso, la inexperiencia, no dominar el tema en cuestión, exponernos a lo desconocido (el público), etc.

A pesar de ello, el miedo es algo que se puede dominar. Hablar en público con destreza no es un don con el que se nace, es una habilidad que se entrena. Hay estudios que demuestran que para desarrollar un hábito, se necesita un mínimo de 24 semanas. Es decir, un entrenamiento, para adquirir de forma inconsciente esa nueva habilidad.

¡En la Escuela Comunicando lo ponemos en práctica! Ofrecemos cursos para hablar en público mediante un método diferente y muy divertido. Porque aprender y divertirse es 100% compatible.

¿Qué hacemos para que sea diferente? Facilitamos herramientas de coaching y técnicas teatrales para que se produzca una TRANSFORMACIÓN en la forma de comunicar del alumno. Partimos de la creencia de que todo el mundo puede hablar en público. Solo se necesitan las herramientas adecuadas, la motivación y la voluntad para conseguir los objetivos que deseamos.

Trabajamos los 360º de la comunicación: CUERPO-MENTE-VOZ-MENSAJE. Para ello, contamos con periodistas, actores y coaches profesionales en el ámbito de la comunicación. Nuestros alumnos aprenden las técnicas para superar miedos y bloqueos, a utilizar su cuerpo y su voz, y a preparar el contenido de sus presentaciones.

Creemos en la capacidad de cada alumno que entra por la puerta y ellos mismos comprueban su evolución desde el primer día hasta el último. Propiciamos el cambio y la transformación en la forma de comunicar.  Hay estudios que dicen que mediante la formación tradicional, los alumnos, dos meses después de finalizar un curso, solo recuerdan el 10% del mismo. En la Escuela Comunicando, todo lo que aprende el alumno se lo lleva “puesto”, no termina con unos simples apuntes, se produce una verdadera transformación en él. El 90% de los alumnos manifiesta sentirse mucho más seguro de sí mismo, no solo a la hora de hablar en público, sino en su vida diaria. Además, mientras adquiere nuevas habilidades, se divierte en un ambiente de comprensión, colaboración y actitud positiva.

Si quieres saber más sobre nuestros cursos y talleres, te invitamos a visitar nuestra página web www.escuelacomunicando.com o contactar con nosotros por correo electrónico comunicando@escuelacomunicando.com o en el teléfono 976 213 987. Estaremos encantados de resolverte cualquier duda y darte toda la información que necesites.

¡No olvides visitar nuestro canal de Youtube!

5 tips para controlar la postura corporal delante de un tribunal

Cuando defendemos un tema delante de un tribunal o presentamos un proyecto, no somos conscientes de la importancia de nuestra postura corporal. Como te hemos comentado en ocasiones anteriores, el lenguaje no verbal tiene mayor relevancia que el lenguaje verbal en nuestra comunicación. Los nervios nos pueden traicionar y es cuando nos surgen los miedos, muy visibles en nuestra manera de vocalizar y en nuestra postura corporal. Por ello, ¡queremos ayudarte! Te ofrecemos 5 tips para vencer el miedo a hablar en público y presentar delante de un tribunal controlando la postura corporal.

#1. Piernas separadas a lo ancho de las caderas.

Esto te ayudará a mantener el equilibrio y no perder estabilidad por los nervios.

#2. Peso repartido entre las dos piernas.

Al repartir el peso, evitas el movimiento incoherente hacia los lados.

#3. Espalda erguida, plexo solar abierto.

El plexo solar es una densa red nerviosa situada detrás del estómago, esta zona recibe las sensaciones relacionadas con nuestras emociones. Por lo que si mantienes la espalda erguida y la zona abierta, ayudas a tu cuerpo a no sentir bloqueos y a reducir el miedo.

#4. Los brazos caen a lo largo del cuerpo, sin tensión en hombros o manos.

Ejercicios de relajación y estiramientos previos ayudan a relajar los hombros y manos. Si tensas tu cuerpo, tu cerebro recibe señales de malestar y nervios.

#5. Cabeza recta, mentón ligeramente inclinado.

Además de sentirte relajado, te aportará seguridad y así lo transmitirás al público.

La práctica es lo que te ayudará a adoptar estas posturas corporales de forma inconsciente. Empieza a practicar y tanto los demás, como tú mismo, empezaréis a notar la diferencia, consiguiendo hablar en público de manera eficaz. Amplía más información en nuestra web.